TUINSA ajustará en sus propias instalaciones, la caldera de biomasa para la piscina municipal de Navia

TUINSA, empresa coordinadora del proyecto Life Biobale, realizará en sus propias instalaciones, los ajustes y puesta en marcha inicial de la caldera de pacas de residuo forestal proyectada para Navia, a ubicar en la zona posterior de la piscina municipal. De esta manera, se “ajustará todo el sistema, minimizarán las emisiones y resolverán potenciales problemas de ruidos” que pudieran surgir con la puesta en marcha de la instalación, ha explicado esta tarde, Francisco Menéndez, representante de Tuinsa.

Tras la visita de seguimiento realizada por parte de la UE el pasado verano a Navia, “en el momento en que estaban en su punto álgido las protestas en los medios de comunicación, se planteó que para vencer cualquier objeción”, se harían “esos ajustes iniciales” de la caldera de biomasa en las instalaciones de Tuinsa. La UE les ha concedido “una prórroga y el proyecto, que iba a finalizar en septiembre de este año, terminará en diciembre de 2017”, señala.

Mientras tanto, la administración regional se encarga de recoger las alegaciones y analizar las respuestas ofrecidas por el ayuntamiento de Navia- desde el punto de vista administrativo- y por las empresas promotoras del proyecto- desde el punto de vista técnico. La caldera de biomasa únicamente podrá quedar instalada en Navia, cuando haya finalizado ese procedimiento, explica.

El director general de Minería y Energía, Isaac Pola, inauguraba las II Jornadas de Biomasa, “Grandes Instalaciones de Biomasa en entornos urbanos. Redes de Calor”. Recordó que los “distritos calientes” permiten un óptimo aprovechamiento de los recursos autóctonos: la biomasa forestal y la geotermina de agua de mina (en la Cuenca Central asturiana) y que Asturias dispone, por ahora, de cuatro redes de calor: una en Villayón ( http://bit.ly/2jWLbho ) dos en Oviedo y otra en Mieres. El Principado pretende fomentarlas, puesto que constituyen un potencial “evidente” para la región.

Luis Senovilla, concejal de Patrimonio del ayuntamiento de Cuéllar (Segovia), municipio pionero en España a la hora de poner en marcha un distrito caliente- se puso a funcionar en 1999- explicó que tanto los vecinos como el ayuntamiento están satisfechos con la tecnología. Para la puesta en marcha de la infraestructura, que proporciona energía calorífica, se tuvo en cuenta el potencial forestal que reúne aquel territorio. De manera que queman astillas de madera de pino, en una caldera fabricada por la tecnología española, fabricada por una empresa valenciana.

Esta tarde, en el Espacio Cultural El Liceo, de Navia, se celebraron las II Jornadas sobre Biomasa, conforme a este programa de intervenciones.

Te puede interesar:

Comparte esta noticia