Preocupación por el futuro de las parroquias rurales

La Federación Asturiana de Parroquias Rurales considera “inaceptable” el Real Decreto de 16 de marzo de 2018 del Ministerio de Hacienda- que establece que las Parroquias Rurales ya no pueden cubrir el puesto de Secretario de la Junta de la Parroquia a través de un vecino o vocal con capacidad suficiente como sucedía hasta ahora; y que deberá ejercer esas funciones, un funcionario con habilitación de carácter nacional que desempeñe las funciones de Secretaría o Intervención, Tesorería y Recaudación en el municipio al que pertenezca la Entidad de ámbito territorial inferior al municipio. En el caso de Entidades Locales de municipios de menos de 5.000 habitantes podrán asignarse estas funciones a un funcionario de carrera de la propia Corporación, que preferentemente pertenezca al subgrupo A1 o cuente con una titulación universitaria. El decreto es “una forma más de estrangularnos”, asegura el presidente de la parroquia rural de Barcia-Leiján, Ricardo García Parrondo. Mañana martes, se reunirá la Comisión Ejecutiva de FAPAR para ver qué decisiones se toman al respecto en Asturias y el sábado día 21, se reunirá la Federación Estatal para determinar qué acciones van a realizar a nivel estatal.

Comparte esta noticia