La Xunta de Galicia pide al Ministerio de Medio Ambiente el cierre cautelar de cuevas, arcos y corredores de la playa de As Catedrais como medida de seguridad

Tras la reunión celebrada esta mañana en Lugo, en la que la Xunta de Galicia ha solicitado a Costas el cierre cautelar de cuevas, arcos y corredores de la playa de As Catedrais como medida de seguridad provisional, el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, ha mostrado su preocupación por la escasa capacidad que tiene el ayuntamiento para la gestión del arenal. Y espera que el Plan Especial de Protección de la playa termine con muchos de los problemas que actualmente sufre  este monumento natural. 

El alcalde ha explicado que ha estado presente, este miércoles, en la reunión convocada  por la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, en la que también estuvo representado el Ministerio de Medio Ambiente. En ella, “nos han dado a conocer las primeras conclusiones del estudio geológico-geotécnico que, por encargo da Xunta, se está haciendo en la playa de As Catedrais con el objetivo de mejorar la seguridad de  espacio natural protegido”. La principal conclusión de los trabajos ejecutados hasta el momento actual en el arenal es que “las cuevas, grutas, arcos litorales y corredores en túnel tendrían que ser cerradas al público, a la espera de que el estudio esté más avanzado. Consecuentemente, la medida tomada por la Consellería de Medio Ambiente, como gestora de este espacio, fue la de solicitar formalmente al Ministerio de Medio Ambiente, en el  día de hoy, que prohíba provisionalmente este acceso a cuevas, grutas, arcos litorales y corredores”, como organismo competente en costas que es”.

Suárez Barcia destaca también que, al igual que ocurre con las anteriores medidas tomadas por la Xunta de Galicia tras el trágico suceso ocurrido la pasada Semana Santa en As Catedrais- cuando una roca se desprendió y cayó sobre una mujer, matándola- esta prohibición tendría carácter provisional. Además, “se nos trasladó que la previsión es tener este estudio finalizado para el próximo mes de octubre, momento en el que esperamos que ya se puedan tomar medidas a más largo plazo, todo esto encaminado a que la visita a este espacio natural protegido sea lo más segura posible”.

El alcalde añadió que tras esta reunión de hoy, “desde el ayuntamiento de Ribadeo estamos esperanzados, vista la preocupación que demuestran tanto la administración autonómica como la estatal con la problemática de la seguridad en As Catedrais. Todavía hay que ver cómo se actuará en temporada alta, en el verano”. Por supuesto, además de estar pendiente de “lo que el estudio geológico-geotécnico vaya requiriendo para la gestión de As Catedrais, el ayuntamiento de Ribadeo, como hace todos los veranos, dispondrá socorristas y sanitarios en este espacio durante la temporada estival”.

Fernando Suárez Barcia aseguró que seguirán “manteniendo reuniones entre las tres administraciones y el ayuntamiento de Ribadeo, como siempre se hizo y colaboraremos dentro de nuestras posibilidades competenciales, en todo lo que esté a nuestro alcance”. De cualquier forma, el alcalde está preocupado por la escasa capacidad que tiene el ayuntamiento en la gestión del arenal de As Catedrais y ha recordado cómo llevan años advirtiendo de la problemática existente en la gestión de este arenal “por lo que entre todas las administraciones  implicadas debemos trabajar para ponerle solución. Por tanto, desde el ayuntamiento de Ribadeo aportaremos todo cuanto podamos”. Ha recordado además que esperan la aprobación definitiva del Plan Especial de Protección de As Catedrais en cuanto recibamos los últimos informes preceptivos pendientes de otras administraciones, lo que supondrá un paso de gigante en la gestión del espacio adyacente de 54 hectáreas que, sin duda, solucionará muchos de los problemas actuales.

Comparte esta noticia