Aparece en Valdés el cadáver de un anciano de 85 años, que vivía sólo

Un hombre apareció muerto en la tarde noche de ayer, en su domicilio de la Avenida de Galicia de Luarca. P.G.P. tenía 85 años y vivía sólo. Fue una trabajadora social la que dio la voz de alarma, al echarle de menos en los últimos días. Los bomberos accedieron a la vivienda de este hombre por una de las ventanas, acompañados por la Policía Nacional y dos patrullas de la Policía Local. Por el estado de descomposición del cadáver, se cree que puede haber fallecido hace diez o quince días. Aunque se le practicará autopsia en el anatómico forense, la Policía Local afirma que no hay signo alguno que pueda indicar que la muerte se hubiese podido producir de manera violenta.

Te puede interesar:

Comparte esta noticia